Crónica de la Reunión de Trabajo #BMS2017 de #BiblioMadSalud

cropped-logotipo-62.pngPese a la deconstrucción de la vida moderna hay cosas tan indisociables como el día y la noche, el mayordomo y las novelas de misterio, los indios y las películas del oeste, los ordenadores y sus virus, los médicos y sus fonendos, las bibliotecarias y sus gafas, y las jornadas de bibliotecas (con bibliotecarias con gafas o sin ellas y con bibliotecarios con mucho y con poco pelo) y el Colegio de Médicos de Madrid. Primero fueron las XV Jornadas Nacionales de Bibliotecas de salud en 2014, un año después el Encuentro Nacional del 2015 como recordatorio de aquella, en 2016 la Primera Jornada de Bibliotecas de Salud de Madrid como pistoletazo de salida BiblioMadSalud y ahora, en 2017, la Reunión de Trabajo para empezar a construir el andamiaje del grupo, un grupo heterogéneo, de una gran profesionalidad y encantado de encontrarse para aprender, discutir, enseñar y dialogar.

El 7 de junio de 2017 se celebró, en sesión matutina, dicha Reunión de Trabajo de las Bibliotecas de Ciencias de la Salud de Madrid (BiblioMadSalud) en el pequeño anfiteatro del Colegio de Médicos madrileño con la asistencia de más de 40 compañeros/as de diferentes centros tipológicamente hablando, pero con la común característica de no distar más de 70 kilómetros de la calle Santa Isabel. Como viene siendo costumbre en estos eventos, María José Rebollo – bibliotecaria del Colegio-, tras unos intensos días de cartelería, tarjetería, mudanzas de mobiliario y busca y captura de catering cafetero, nos dio la bienvenida a la vez que resumía el sentido de la reunión y los contenidos del programa.

El primer bloque de presentaciones estuvo dedicado a la presentación del estado actual de los proyectos que surgieron de la I Jornada celebrada en noviembre de 2016. Abrió el fuego José Manuel Estrada, del Hospital Universitario 12 de Octubre, quien con “Callejeando 2 (por la región de Madrid)” nos explicó hasta dónde había llegado el grupo de trabajo (extendido desde Madrid a los municipios de Leganés, Fuenlabrada, Majadahonda y Collado-Villalba) en cuanto a búsqueda de información, localización en el mapa y redacción (creación de biografías), extrayendo unas primeras conclusiones a modo de esbozo: valoración de lo local, escasa presencia de mujeres, predominio del mundo médico (principalmente del siglo XIX) y presencia minoritaria de profesionales extranjeros. Concha Campos, del Hospital Universitario de Getafe, esbozó la “Evolución y estado actual del proyecto Recursos de Aprendizaje” centrándose, por un lado, en la organización, estructura, problemas (variedad, idoneidad, heterogeneidad, dispersión) y decisiones adoptadas y, por otro, en el análisis de los recursos seleccionados hasta el momento proponiendo, entre otras novedades, la creación de pequeños tutoriales en los ámbitos donde se han detectado carencias y generar espacios donde compartir las bms1estrategias de búsquedas bibliográficas. Elena Primo, de la Biblioteca Nacional de Ciencias de la Salud, por su parte, presentó la situación y desarrollo de “Contribuyendo al OA: formando para formar”, una actividad formativa desplegada en diferentes direcciones complementarias que contempla la creación de herramientas y vídeos con el objetivo piramidal de formar, en primer lugar, a las bibliotecarias/os para que sean las que desde sus centros, y con los materiales formativos generados, puedan formar a sus propios usuarios; un grupo con mucho entusiasmo, muchas ideas formativas pero el gran obstáculo de la financiación.

La segunda parte de esta sección, que vino a demostrar que la maquinaria sigue en movimiento y que profesionales de las bibliotecas no paran de idear y pensar en el futuro, se presentaron dos propuestas de nuevos proyectos. La primera, a cargo de Juan Medino, del Hospital de Universitario de Fuenlabrada, quien tras reflejar las contradicciones y aspectos más surrealistas de algunas propuestas de evaluación de curriculums profesionales en salud, con su proyecto de “BiblioBaremo” propuso el análisis, comparación y evaluación de distintos baremos y la propuesta colectiva desde BiblioMadSalud de presentar una fórmula consensuada de nuevo baremo en los aspectos de publicaciones científicas e investigación. Y la segunda, “BiblioMOOCSalud”, defendida por Rosa Sánchez de la Biblioteca de Psicología de la UNED de forma totalmente espontánea (pero no por ello no madurada previamente ni reflexionada a través de su experiencia) donde lanzó el reto de crear un NOOC (Nano Open Online Course) para la formación y puesta al día de los profesionales de bibliotecas de salud.

Tras estas cinco propuestas, que no son sino el embrión de otros muchos proyectos que en el ámbito de BiblioMadSalud van a surgir en un futuro inmediato, Blanca San José, del Hospital Universitario de Móstoles explicó la dinámica del segundo bloque, centrada en la presentación de las líneas generales de la candidatura presentada para coordinar al colectivo en los próximos dos años. Tras presentar a José Manuel Estrada, cabeza visible de esta candidatura, éste desgranó las líneas generales de la propuesta del grupo: continuidad de la línea iniciada en noviembre de 2016, visibilidad, cohesión y participación. Tras esta presentación Blanca San José dirigió el sistema de votación que, a mano alzada, confirmó por mayoría la elección de la única candidatura presentada.

Con los deberes hechos en esta primera parte, los asistentes marcharon en busca de cafés, zumos y menudencias dulces y saladas, para que en un breve receso bms3repusieran fuerzas para encarar la interesante segunda parte donde, todos ellos, distribuidos en cuatro espacios y cuatro grupos, departieran, discutieran, conversaran y reflexionaran sobre cuatro aspectos considerados de interés para el presente y el futuro de las bibliotecas de salud: Colecciones, Infraestructuras, Recursos humanos y Servicios. En hora y media los grupos dieron mucho de sí y tras unas rápidas anotaciones y la memorización de algunas otras ideas, los portavoces de cada uno de los grupos avanzaeon las principales conclusiones, que en los próximos días quedarán vertidas en un primer borrador de Manual de Buenas Prácticas de BiblioMadSalud.

Por el grupo de “Colecciones” dio la cara Juan Medino, señalando la riqueza de nuestras colecciones y la necesidad de su racionalización, la importancia de visualizar dicho valor, la conveniencia de Colecciones_BiblioMadSaludestudiar fórmulas para completar cooperativamente colecciones incompletas, la posibilidad de incorporar nuevos materiales (como monografías) a los catálogos y la oportunidad de recopilar la producción científica, y finalizó proponiendo la creación de un catálogo común para conocer los recursos electrónicos disponibles en el conjunto de bibliotecas de BiblioMadSalud.

José Carlos Redondo, de la Biblioteca Virtual de la Consejería de Sanidad, presentó las conclusiones y propuestas de “Infraestructuras”, reseñando la útil convivencia de los recursos online y presenciales pero el necesario análisis de la ubicación de los fondos impresos antiguos, la posibilidad IMG_20170607_132907de impulsar la asignación de presupuestos propios a cada biblioteca para que éstas puedan cubrir sus necesidades, la necesidad de mejorar la identificación y visibilidad de las bibliotecas en sus centros y en internet, la reclamación de recursos software suficientes para el funcionamiento diario de las bibliotecas, la importancia de dotar de WIFI a todas las bibliotecas y las ventajas de favorecer la existencia de recursos físicos polivalentes compartidos por las bibliotecas y otras unidades del mismo centro; y terminó su intervención defendiendo la publicación de estos puntos y los de los otros grupos en un documento borrador que nos ayude en nuestras actividades y tareas diarias.

Isabel Mtnez-Hervás, del Hospital Universitario Severo Ochoa, enumeró algunos de los problemas actuales relativos al personal de las bibliotecas: reseñó la inexistencia de un perfil bibliotecario con competencias en el marco de algunas instituciones (por ejemplo, los hospitales) y la importancia del márquetin y la visibilidad para que las bibliotecas mantengan su situación en sus instituciones, y desgranó algunas de las conclusiones de Recursos Humanos IMG-20170607-WA0008con el objetivo de buscar soluciones a dichos problemas, proponiendo la creación de una lista de distribución para canalizar ideas, propuestas y sugerencias, y sobre todo, redactar un perfil profesional con habilidades y competencias que pueda ser referente para todas las bibliotecas de BiblioMadSalud y pueda servir para defender la necesidad de que todas las instituciones de salud cuenten en sus bibliotecas con personal bibliotecario específico.

Por último, Maribel Domínguez-Aroca, de la Universidad de Alcalá de Henares, cerró bms2este bloque de intervenciones desvelando un conjunto de “post-its” azules bien escalonados y organizados (producto de las reflexiones de los miembros de su grupo) y poniendo orden en tamaña tormenta de ideas para definir lo que debían entenderse por servicios básicos de una biblioteca de salud (préstamo, referencia, consulta, acceso a los recursos…), reseñar la existencia de servicios específicos de los distintos tipos de bibliotecas reunidas, la necesidad de colaborar para optimizar las actividades, y la importancia de realizar encuestas y evaluaciones entre los usuarios para mejorar nuestro trabajo y para medir con cierta objetividad si los servicios que ofrecernos a los usuarios son en verdad los servicios que ellos necesitan.

María José Rebollo, del Colegio de Médicos, lugar que ya es como nuestra segunda casa para todos los bibliotecarios de salud de Madrid, y José Manuel Estrada, recién elegido coordinador de BiblioMadSalud, clausuraron esta reunión de trabajo, comprometiéndose a volcar las informaciones más relevantes en la página web y a redactar un primer borrador de Manual de Buenas Prácticas con las primeras conclusiones de los grupos, a la vez que nos emplazaban a todos a la Segunda Jornada de BiblioMadSalud en la primavera de 2018.

Y así, con otro pasito más en esta ilusionante construcción de una red de inteligencias, personas, trabajos, actividades, ideas y propuestas, nos fuimos cada uno a luchar en nuestros respectivos centros con unas colecciones menguantes anualmente, unas infraestructuras al límite de lo adecuado, unos recursos humanos claramente insuficientes y unos servicios valorados positivamente por nuestros usuarios, que son los que nos dan vida a diario.

Comité Ejecutivo BiblioMadsalud

NOTA: Si por algún inexcusable motivo no pudiste asistir a la reunión 😉 aquí tenéis un resumen gráfico:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s